domingo, agosto 9, 2020

Director Pablo Gerosa

Azul Irigoyen: Paso a paso

La arquera Azul Irigoyen se sumó al desafío de SOLO HOCKEY en cuarentena y nos contó sobre su experiencia en el hockey de Holanda, cómo fue colgarse la medalla dorada en los Juegos de la Juventud y su presente en Geba. “Es mi sueño estar en el seleccionado mayor, pero  no me gusta adelantarme”, aseguró. 

“Me adapté a todo esto con el espacio que tengo en casa, sabiendo que viene para largo. Estoy a full con el estudio también y entrenando lo que se puede”, comenzó Azul sobre la cuarentena y la dificultad de la continuación de las rutinas. El 2020 ella lo había empezado con nuevo equipo, sumándose a la Primera de Geba. “Había comenzado el año con Geba. Las chicas me recibieron muy bien, jugamos el Torneo de la Vendimia que sirvió como para sumarme al grupo, el torneo fue muy bueno a nivel hockey y además para conocernos fuera de la cancha, sumar compañerismo. Y como antesala del Metropolitano que debería haber comenzado”, explicó la arquera.

– ¿Cómo fue la experiencia de una temporada en Holanda?
-Holanda fue increíble, la pasé bien, aprendí mucho. Entrenaba todos los días, tuve entrenadores muy distintos eso me sumó diferentes miradas. Además, sumé el tema del lenguaje. Fue una buena experiencia, la volvería a repetir, más adelante seguro volvería a jugar afuera.

– ¿Qué te llevó a ir al exterior siendo tan chica?
-Me propuse terminar el colegio e ir a jugar afuera un tiempo para sumar experiencia y al regresar empezar la facultad. La idea era mejorar mis habilidades y cualidades. Siento que mejoré a nivel mental aprendiendo a estar sola, no depender de mis padres y a nivel hockey, sumé mucha técnica. El juego de Holanda es muy diferente y me costó adaptarme, los tiros al arco eran diferentes, me sirvió para practicar y cambiar cosas. Ellos juegan más con pases, muchos desvíos, te exigen estar más atenta con las marcas.

-Fuiste campeona en los Juegos Olímpicos de la Juventud, ¿Cómo fue colgarse la medalla de oro?
-Fue única la experiencia, la Villa estaba muy linda, el hecho de ver a la familia y amigos cerca. Cuando ganamos volver en el colectivo cantando y gritando con todo el equipo fue muy emocionante.

-A pesar de haber estado poco con el equipo, ¿Sentís que tu presente en Geba se traduce en crecimiento personal?
-Sí, ya crecí dando mi paso a Geba, el juego es diferente, el nivel es mucho más alto. Yo estaba en la B, así que fue un cambio positivo, además el grupo de Geba me encanta. Quería empezar el Torneo Metropolitano con Geba, debutando en la primera pero bueno, hay que esperar un poco más.

– ¿Alguna vez jugaste en otra posición?
-Yo empecé como jugadora y luego comencé como arquera en octava división. Yo no tenía drama, iba donde me ponían. Pero no volvería a jugar, me encanta ser arquera, me divierte en los partidos y en los entrenamientos.

– ¿Cuáles son tus objetivos en el corto plazo?
-Tengo muchas ganas de debutar en la primera de Geba y seguir en el seleccionado Junior. Tal vez en dos o tres años vuelva al exterior.

– ¿Soñás con llegar al seleccionado Mayor?
-Me encantaría ser de selección, sé que me falta, pero me gustaría en el futuro estar en las Leonas. Voy a seguir entrenando para eso, pero de a poco, me gusta ir paso a paso, viendo las cosas lentamente. No me gusta adelantarme.