viernes, junio 5, 2020

Director Pablo Gerosa

Carla Rebecchi: el oro como sueño pendiente

SOLO HOCKEY en un mano a mano con Carla Rebecchi vía Instagram LIVE. Los Juegos Olímpicos como objetivo postergado, como piensa su retiro, el Club y la vida en cuarentena. “El recuerdo más lindo de mi carrera, la final del Mundial 2010 en Rosario”, rememoró.

– ¿Cómo tomaste la postergación de los Juegos Olímpicos?
-Fue una noticia triste, teníamos mucha expectativa con Tokio, faltaba muy poco tiempo. Ahora tenemos que esperar más de un año. Nosotros estábamos justo en la etapa final de la preparación, tampoco sabemos hoy cuando vamos a volver a entrenar ni cuándo vamos a volver a una cancha, es todo una incertidumbre.

-Tokio iba a ser el cuarto Juego Olímpico de tu carrera…
-Sí, tenía muchas ganas e ilusión, sumado al sueño pendiente de la medalla dorada, pero creo que esto de la pandemia es algo que nos supera desde todo punto de vista. Es algo mundial que hay que tomar de la mejor manera y seguir.

– ¿Los Juegos serán el marco para el final de tu carrera en el Seleccionado?
-La realidad es que mi idea era ir a los Juegos y ver. Ahora con esto que falta una año y pico más, esperaré a ver como se da todo. Hasta llegado el momento no lo sabré, pero seguramente será el final de mi carrera.

– ¿Y continuarás en el Club?
-En Ciudad por ahora seguiré jugando, iré viendo día a día, no tengo definidos los tiempos, lo disfruto mucho así que lo seguiré haciendo mientras tenga ganas.

-Hiciste un parate de casi dos años para ser mamá y volviste a jugar, ¿Cómo fue tomar esa decisión de regresar?
-Tener a Vera fue lo más lindo de mi vida, no se compara con nada, más allá de que el hockey sea lo que amo. Un hijo te cambia todo, la felicidad que tengo hoy es incomparable. Y volví porque amo jugar al hockey, lo disfruto. Sentía que todavía tenía más para dar. Amo el deporte, eso me hace seguir adelante.

-Sos sub capitana en el equipo, ¿Cómo es esa responsabilidad?
-Supongo que forma parte de asumir una responsabilidad a medida que uno va creciendo. Además, estoy feliz por Charo que es la capitana, tengo años de selección compartidos con ella. Ser sub capitana es aportar y ayudar desde donde me toca hoy, en un rol distinto al de otros años.

– ¿Cómo vivís estos días de cuarentena y alejada de los entrenamientos con Las Leonas?
-Estoy entrenando bastante, que cuesta un poco porque Vera está muy pegada a mí, pero además cocinando, haciendo cosas de la casa, aprovechando para hacer cosas que no se pueden hacer en otros momentos por las ocupaciones diarias. A pesar de esto que nos toca vivir, hay que disfrutar de las cosas hoy, es difícil porque un quiere volver a jugar, pero lo importante es disfrutar lo que hacemos en familia.

– ¿Cómo imaginás que será el regreso a las canchas?
-Me imagino raro, veo otros países que volvieron a entrenar con más protecciones, con distancia específica, minimizando el contacto, me imagino que será raro si arrancamos de esa manera. Pero pasará en muchos ámbitos esto de continuar de manera diferente a lo que se venía haciendo. También pienso en la vida de los clubes donde siempre se junta mucha gente, como será el regreso a la vida de club.

-Un recuerdo que puedas destacar de tantos años de hockey…
-El recuerdo que tengo más lindo de mi carrera es el del mundial de Rosario 2010, saliendo campeonas. Era impensado jugar y ganar una final, lo logramos frente a Holanda, los festejos fueron soñados…

-Luego del retiro como jugadora, ¿Te ves continuando dentro del mundo del hockey?
-Me veo no sé si como técnica de un plantel, pero si me gustaría estar ayudado o entrenando cosas más específicas. No descarto la dirigencia, pero no es algo que esté pensando en este momento.

– ¿Te gustaría ver a Vera jugar al hockey?
-¡Sí! Nos encantaría, pero tampoco le vamos a meter presión, vamos a dejar que ella haga lo que quiera.