viernes, septiembre 25, 2020

Director Pablo Gerosa

Franco Pezzelato: El hockey marplatense en crecimiento

Franco Pezzelato es actual entrenador del Club IDRA de Mar del Plata. Los desafíos que se presentaron en su formación como técnico, los quince años de trabajo en Unión del Sur y la experiencia en el Seleccionado marplatense. Además, el fenómeno del crecimiento del hockey en la ciudad balnearia.

“Tuvimos un pequeño retroceso, veníamos bien en Fase 4 y al empezar los casos, Mar del Plata colapsó, así que ahora estamos en Fase 3, con únicamente los movimientos esenciales, no hay deporte, restringiendo caminatas al aire libre…En lo deportivo haciendo lo que se puede con el Club, encuentros por zoom, esperando a ver qué pasa”, comenzó contando Franco sobre el panorama en “La Feliz”.

-Encima era un año especial porque comenzabas un nuevo desafío en tu carrera…

-Este año comencé con el Club IDRA, lo que fue muy raro en este contexto de pandemia. Estuve quince años en el Club Unión del Sur y me abrieron la puerta en IDRA, un club con potencial y proyección. Arrancamos un mes y medio y se cortó todo. Creo que este año, al menos acá, está perdido el 2020, no creo que se pueda hacer demasiado.

– ¿Por qué se dio tu salida después de tantos años en Unión del Sur?

-Después de tanto tiempo no fue fácil la decisión, pero mi ciclo se había cumplido en Unión del Sur, había hecho de todo, coordinador, entrenador, me había reinventado en varios puestos y llegó el momento de buscar otro lugar.

– ¿Cómo es el presente de IDRA a nivel hockistico?

-El Club IDRA tiene detrás un colegio y hace siete años que tienen primera división, los últimos dos años terminaron cuartos en la A, tienen mucha proyección, con jugadoras muy jóvenes. En IDRA hay chicos en novena división y que se intenta fomentar que se sumen más.

– ¿Coincide con el crecimiento de hockey que se ha dado en la ciudad?

-En damas el hockey de Mar del Plata viene creciendo mucho en clubes y en jugadoras, hoy tenemos 27 clubes, la cantidad de gente que juega en la ciudad es importante. El nivel de juego está creciendo también. Estamos un paso atrás de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Tucumán, pero estamos haciendo las cosas para estar más arriba. Y el tema varones es complejo, tenemos pocos chicos por la competencia de otros deportes, pero se está intentando reflotar.

– ¿Tuvo incidencia en esta evolución la construcción de canchas sintéticas?

-Sí, tuvo mucho que ver los sintéticos que se han hecho, con torneos que se jugaron y trajeron nivel a la ciudad. Hoy tenemos diez canchas de sintético en Mar del Plata.

-Tuviste una experiencia importante con el Seleccionado de Mar del Plata…

-Con el Seleccionado de Mar del Plata en damas de mayores tuvimos un cuarto puesto histórico en el Argentino de Tucumán, hicimos un muy buen torneo. Al año siguiente descendimos en Salta y al otro, en 2018, jugamos en ascenso a Mendoza y quedamos ahí cerca de ascender con un equipo en recambio. Al año siguiente, me fui a caballeros a jugar el ascenso B y ascendimos. Ese fue mi paso por los seleccionados mayores en Mar del Plata. Este año me propusieron caballeros y no pude aceptar por cuestiones laborales. Esperemos que en 2021 pueda hacerlo.

– ¿Cómo se dieron tus comienzos como entrenador?

-Yo empecé a jugar al hockey a los 18 años, bastante grande. Y ya a los tres o cuatro años siguientes empecé a combinarlo con ser entrenador. En ese momento era complejo ser entrenador de “forma seria”, hoy gracias a la tecnología tenés información por todos lados. Pero en el año 2000 cuando yo arranqué, tenías que anotarte en los cursos de la CAH, por regiones, viajar a los cursos, buscar información y compartirla con el resto de los compañeros. De alguna manera íbamos experimentando en los clubes, que crecían a la par de los entrenadores que nos formábamos.

-Hasta el año pasado jugaste en el club MDQ, participando del Torneo Metropolitano…

-Sí, jugué hasta el año pasado en la intermedia de MDQ. La realidad es que cuesta viajar a jugar el l Metropolitano, pero era la manera que en su momento se encontró de mantener el hockey competitivo en la rama de caballeros. Viajando a Buenos Aires veíamos jugadores, planteos diferentes y eso se volcaba a los clubes en este sentido de formación, y eso a la vez hizo crecer más el hockey en Mar del Plata, pasando de 7 a 27 clubes en la ciudad, algo que se dio en pocos años. Fue un impulso grande en varios sentidos.

-Para mantener su participación en el Metro realizan cada año un torneo local, ¿Cómo es esa iniciativa?

-En el verano hacemos un torneo con los chicos de MDQ para solventar gastos, ya que viajar al Metropolitano cada quince días cuesta mucho presupuesto. Está bueno y los clubes que vienen de Buenos Aires a participar, se van contentos. Pasan un fin de semana a Mar del Plata, generalmente se hace en carnaval, con días de competencia y dos días de descanso. Veremos qué pasa este año, porque en otros años ya en esta época teníamos abierta la inscripción al torneo, con la reserva de hoteles, etc.

– ¿Tus objetivos para lo que viene?

-Mi objetivo está puesto en mi nuevo club, poder lograr el crecimiento que alcancé en otras experiencias y estar en el seleccionado de Mar del Plata. Y, sobre todo, siempre con la puerta abierta a los desafíos que se puedan presentar.