miércoles, octubre 28, 2020

Director Pablo Gerosa

Gastón Bergner: “El regreso a las canchas será un proceso lento y con muchas lesiones”

El preparador físico de los Leones, Gastón Bergner, aceptó pasar por nuestro Instagram LIVE y en una entrevista muy interesante, habló de sus inicios en la preparación física, sus referentes y los cambios de la actividad a lo largo del tiempo. Además, cómo será el regreso a las canchas luego de la pandemia: “No es pensar solo en el deporte, sino también en la cabeza del jugador”.

Gastón tiene 45 años, y ya lleva casi 25 en el mundo de la preparación física. “Comencé en 1997 en el Club Belgrano Athletic e hice una carrera continua desde ahí, en equipos femeninos y masculinos”, detalló. También sumó experiencia en otros deportes, como fútbol y automovilismo. Actualmente es el preparador físico de los Leones y trabaja en BACRC.

– ¿Cómo fueron previendo y armando la preparación física del plantel para este tiempo sin actividad deportiva?

-Con Los Leones volvimos de Australia a fines de febrero y ahí ya se veía venir que esto iba a pararse porque la pandemia era mundial. En ese momento ya empezamos a desarrollar estrategias y protocolos, manuales de entrenamiento individuales. Todavía teníamos el desafío de entrenamiento a distancia con los jugadores que estaban en Europa pensando en los Juegos Olímpicos. A medida que se suspendía todo, ya empezamos con entrenamientos más rigurosos y sistemáticos para tener datos de los jugadores: relojes mandando información con estados de sueño, descanso, ritmo cardíaco, gps. Obteniendo carpetas de seguimiento semanal donde visualizamos qué trabaja cada uno en la semana. Así fuimos armando protocolos de trabajo al día de hoy: una rutina donde el jugador pueda abarcar necesidades y posibilidades estando encerrados. Esto es pensar en el alto rendimiento y en el deporte, pero también en la cabeza del jugador. Es una situación nueva que nadie tiene la verdad de los pasos a seguir, pero nosotros le damos organización, estructura y protocolo para que el deportista se sienta seguro. Hoy con el seleccionado tenemos tres entrenamientos semanales grupales, lunes, miércoles y viernes. Los martes y viernes hay trabajos análisis de videos y conceptos tácticos.

– ¿En qué etapa de la preparación física estaban cuando se anunció la suspensión de los Juegos Olímpicos?

Teníamos planificadas cuatro fases. Estábamos entrando en marzo en la etapa tres, el equipo estaba a un 70% de su rendimiento máximo. Al grupo le faltaba asimilar una carga importante más y luego la puesta a punto final. Estábamos bien dentro de nuestros parámetros.

– ¿Cómo viste mutar a la preparación física desde tus inicios al día de hoy, considerando las nuevas tecnologías y las nuevas formas de trabajo?

-Siendo jugador -jugué hasta los 26 años-  se hacían trabajos menos intensos, no había tanto trabajo dentro de la cancha, los trabajos de fuerza no eran prioritarios en el hockey, no se hacía tanto gimnasio, no había tanto análisis de la movilidad y utilidad del cuerpo humano, no se analizaba que le pasaba al jugador cuando estaba en la cancha. Hoy hay importancia a la parte preventiva, tenés jugadores de más de 34 años en la alta competencia y siguen rindiendo, eso es porque cambiaron los parámetros de cuidado. Se vive en la actualidad un momento muy bueno en lo que es el profesionalismo de la preparación física en los deportes.

– ¿Quiénes son tus referentes?

-Quien me llevó a la preparación física fue Alejandro Labonia, lo teníamos en el Club San Fernando como preparador físico, él vio algo en mí y me dio el empujón inicial al mundo de la preparación física. También Paco Seirulo, gran exponente en la educación física y en la preparación física integral, que es lo que yo persigo: trabajar entrenamientos en forma integrada.

– ¿Cómo fue tu paso por el fútbol en Boca con el cuerpo técnico de Rodolfo Arruabarrena?

Siempre fue una pasión el fútbol para mí. Trabajando en Boca viví una de las experiencias más fuertes que me tocó en mi vida deportiva. Encontré todo lo que puede pasar a nivel humano, es un master en presión. Lo lindo es que cuando estás mano a mano con el jugador es un ser humano normal, en el fútbol se habla el mismo idioma, hay vivencias muy ricas en las charlas grupales. Cuando el cuerpo técnico termina su etapa en Boca, luego se van a Dubai. Yo arrancaba justo un proceso para los Juegos de la Juventud y decidí no viajar con ellos. Hay momentos en los que se dan las cosas y uno toma decisiones.

– ¿Cómo será el regreso a las canchas luego de la pandemia?

-Va a haber muchas lesiones. Tendremos la ansiedad de los jugadores y de los cuerpos técnicos de arrancar. Va a ser  un proceso lento que llevará de entre cuatro a seis semanas, dependiendo de los inicios de los entrenamientos y torneos. Se deberían completar de 4 a 6 semanas de manera progresiva y luego dos semanas más intensas y explosivas. Hay que manejar bien control de cargas, seleccionar bien los ejercicios y no apurarse.

– ¿El Juego Olímpico es el objetivo que le falta a tu carrera?

-A nivel tornes y competencias, sí. Pero mi meta también es seguir con la misma pasión en mi trabajo como lo hago desde hace 25 años. Levantarme cada mañana con las mismas ganas de ir a entrenar. Soy un privilegiado, pocas veces hay posibilidad de trabajar y vivir de lo que nos gusta.