miércoles, octubre 28, 2020

Director Pablo Gerosa

Guillermina Pasquali: “Siempre me pongo una meta hacia adelante”

Interesante charla con Guillermina Pasquali. Ex Jugadora de Camioneros, actualmente en Club del Sur y entrenadora. Sus motivaciones, las exigencias que tiene a la hora de dirigir y cómo vivió los cambios del deporte a lo largo de los años.

“Siempre digo que de la cancha no salgo más, me van a tener que sacar con los pies para adelante (risas). Siempre me motiva la competencia, jugar, disfrutar de esto. El hockey es mi cable a tierra, mi vida”, aseguró Guillermina a SOLO HOCKEY.

Guillermina comenzó en Banco Hipotecario, por herencia familiar, “a los dos, tres años ya agarré el palo”, pero como no había equipo de menores ahí, hasta los doce años jugó en San Cirano. Pasó por Camioneros como jugadora y actualmente está en Club del Sur.

-¿Cómo es tu rol actual de entrenadora en Camioneros?

-Me gusta formar jugadoras, soy muy exigente con las chicas. Y entreno menores porque los planteles de mayores no van para mí. Disfruto enseñar y verlas lograr lo máximo que puedan, siempre las corrijo, las motivo, soy muy exigente, no dejo que la cabeza se les caiga. Las impulso a más individualmente y en conjunto.

-Además formaste parte del equipo de primera como jugadora.

-Sí, el paso por Camioneros fue hermoso, era un grupo todo nuevo el primer año. Cada una con su bagaje deportivo, nos amalgamamos bien para jugar. Una característica del club es que hubo un semillero muy grande de jugadoras, con mucho potencial y eso permitió al club sacar jugadoras con mucho nivel.

-¿Qué significó Banco Hipotecario en tu vida?

– Banco hipotecario fue todo en mi vida, mis amigos, mi mamá formó el hockey en el club. Mis hijos crecieron ahí, ahí jugaron. La vida luego te lleva a otros lados porque tenés otras metas, y asi fue cambiando. Y hoy me encuentra siendo parte de Club del Sur.

-Pasaste por muchos cambios en el hockey desde tus inicios hasta hoy, ¿Cómo los viviste?

-Pasé por todos los cambios de superficie y los de los palo. En pasto era muy difícil jugar, la arena es más lento y el sintético de agua me encanta por la rapidez, con la recepción que es muy diferente, según cada superficie te exige cambiar las técnicas Lo mismo pasó con el palo, cambiaba y te exige cambiar la técnica.

-¿Fuiste cambiando como jugadora a la par de estas modificaciones?

-Sí, al principio era más rustica, pero me fui perfeccionando. Siempre quise mejorar y perfeccionarme, soy exigente, nunca me quise quedar. Además, la capacitación siempre sigue, es permanente, siempre analizando videos, movimientos desde la táctica, tanto que casi no disfruto de ver los partidos porque mi mente está analizando jugadas.

-¿Qué objetivos te quedan por cumplir?

-No sé qué objetivos me quedan con el hockey. Ahora estoy entrenando con el master +50 y espero quedar en la lista del mundial del año próximo. Siempre me gusta ponerme una meta hacia adelante y con el hockey como mi vida. Ahora sé que es un año a año, pero no me imagino fuera de la cancha. Una vez dije que iba a dejar el hockey y a los dos meses estaba en el club (risas).