domingo, agosto 9, 2020

Director Pablo Gerosa

Ignacio Bergner: “Ver la oportunidad en todos los escenarios”

Ignacio Bergner es actualmente integrante del cuerpo técnico de Los Leones. Su experiencia en Bélgica, los años de jugador, los desafíos profesionales a futuro.

– ¿Cómo vivieron desde el cuerpo técnico esta etapa de cuarentena sin entrenamientos presenciales?

-Esto fue y es un desafío para todos, para el cuerpo técnico y para los jugadores de mantenerse activos, de nuevas formas de comunicación, se descubrieron cosas de interacción que fueron buenas. El tiempo vale oro, hay que ver la oportunidad en todos los escenarios.

-Los Seleccionados lograron volver a entrenar…

-Sí, pero hay mucha incertidumbre, de no saber cómo se sigue. Nosotros estamos entrenando, con protocolos, distancias, trabajando en grupos reducidos de siete jugadores. Todos con predisposición, trabajando cosas de detalles individuales que también está bueno y motiva. No debe pensarse este tiempo como perdido: todos tuvimos que resetear y empezar de nuevo, no hay que verlo como negativo, siempre tenemos que estar viendo la oportunidad.

– ¿Cómo fueron tus años en el exterior?

-Estuve diez años en el exterior, ocho en Bélgica. Estar afuera y sólo, es bueno y se lo recomiendo a cualquiera, uno se conoce a uno mismo en los momentos malos y en los buenos. Para mí fue una etapa de aprendizaje personal y profesional. Trabajé con los mejores entrenadores del mundo, fui coordinador del hockey allá, aprendí idiomas. Volví por extrañar familia y amigos, porque a nivel profesional fue muy importante, pero había llegado el momento de tomar una decisión.

-En su momento no aceptaste ser parte del equipo que luego fue campeón olímpico, ¿Te arrepentís de esa decisión?

-El balance, cuando le dije que no a Retegui, me dio más para el lado profesional que para el de jugador. Claro que me hubiera encantado colgarme la medalla dorada, pero en ese momento fue la mejor decisión que podría haber tomado. Tampoco estaba seguro de que iba a tener un lugar en el equipo titular que viajaría a los Juegos. Lo que yo viví en Bélgica trabajando como entrenador y coordinador para la federación belga, fue único, me metí de lleno en una estructura armada la mejor del mundo.  Se me habían abierto muchas puertas desde lo profesional y quería aprovecharlas porque iban a ser a largo plazo.  Cuando estuve en el Seleccionado dejé todo en ese equipo y a la medalla de oro la disfruté sintiéndome parte, muchos de mis amigos fueron campeones. Ese logro lo siento también mío, creo que fui parte, no estuve en ese año y medio de preparación ni estuve en la cancha, pero si la compartí desde la alegría.

-En 2019 llegó la propuesta de estar en el cuerpo técnico de Los Leones y compartiendo trabajo con tu hermano…

-Sí, en 2019 vino la propuesta con Germán para estar en Los Leones y acepté. Me gusta ser parte e intercambiar todos los conocimientos. Es un placer trabajar para la Argentina. Además, es un sueño trabajar con mi hermano, lo admiro desde lo profesional más allá de lo familiar, aprendo mucho de su área que es preparación física, es innovador. Me saco el sombrero de cómo se puso al hombro estos meses de pandemia en cómo resolver el entrenamiento a distancia con jugadores de la Argentina y los que están en el exterior.

– ¿Cómo es tu relación con los jugadores con los cuales has compartido otras experiencias dentro de la cancha?

-Trabajo en general con todos los temas, hay libertad de intercambios. Los chicos son muy profesionales, lo cierto es que hay una relación previa con los jugadores de compartir partidos, de amistad. Pero siempre me manejo con los fundamentos de mis puntos de vista a la hora del trabajo y eso sirve.

– ¿Viste algún cambio en el hockey masculino luego de la medalla de Londres 2016?

-Hoy hay más competencia internacional y nacional, los jugadores que viajan, que van al exterior siendo muy jóvenes. Jugar con los mejores te potencia y además el Metropolitano ha mejorado. La profesionalización de los entrenadores, la ambición de superación que se tiene a pesar de todas las adversidades.

– ¿Cuáles son tus objetivos a futuro? ¿Volverías al exterior?

-Siempre hay un motor, querer llegar al más alto nivel, sé que debo ser ambicioso y realista al mismo tiempo. Uno debe hacer sus pasos, aprendiendo y compartiendo al mismo tiempo. Es un error pensar que se sabe todo. Donde estoy, busco dar todo. La vida luego verá, si seguiré acá, en el exterior o donde sea, pero trabajando.