miércoles, octubre 28, 2020

Director Pablo Gerosa

Lucas Rey, sumando experiencia como entrenador

El ex jugador de Los Leones, Lucas Rey, habló con SOLO HOCKEY a casi dos años de su retiro. Lo vivido en el Club San Fernando, la experiencia como jugador en Europa y su rol actual como técnico. “Soñar no cuesta nada”, aseguró sobre la posibilidad de dirigir al seleccionado nacional.

“Fue un proceso de adaptación. Al principio me costó esto del encierro, pero estuve trabajando mucho con talleres relacionados con el hockey, sobre inteligencia emocional, también estoy terminando un curso de la FIH. Además, en estos tiempos de cuarentena pude dedicarme a la familia, a disfrutar de mi hijo y de mis amigos a la distancia. Es un tiempo positivo como para clarificar cosas e identificar todo con un orden más claro”, reflexionó Lucas sobre cómo vive estos tiempos de pandemia.

– ¿Estás abocado a seguir desarrollando tu carrera como técnico luego de dos años de haber dejado tu etapa como jugador?

-Sí, estoy trabajando para sumar herramientas al análisis y que me permitan progresar. También me gusta estar en la cancha, trabajar con los jugadores. La realidad está ahí, ahí se generan los mejores debates en el ida y vuelta con jugadores. Allí es donde se crece.

 

-El año pasado tuviste tu primera experiencia dirigiendo a un seleccionado mayor de Buenos Aires…

-Sí, donde logramos el segundo puesto. Fue una linda experiencia y algo muy positivo, me ayudó a crecer como técnico, a ver otras formas de trabajo, manejarme con jugadores de selección, afrontar un torneo, desde todo punto de vista fue muy bueno.

-Tuviste muchos técnicos en tu carrera, si tuvieras que destacar a uno, ¿Quién sería?

-Tuve muchos técnicos en el Seleccionado, en los clubes, en el exterior, si tengo que elegir a uno claramente es el Chapa Retegui. Es distinto al resto, lo que él le da al jugador yo no lo sentí con otros técnicos. Saqué muchas cosas positivas y negativas de todos los entrenadores, de ahí trato de apoyarme en las positivas y no repetir las que no estaban buenas.

– ¿Creés que te faltó algo en tu carrera como jugador?

-No me faltó nada, mi objetivo más importante que era jugar un Juego Olímpico con mi hermano Matías, lo pude realizar en Rio de Janeiro y encima habiendo logrado la medalla dorada. Y en 2017 cuando dejé de jugar en el seleccionado, el otro tema pendiente era salir campeón con mi Club y también lo conseguí. Más allá de resultados, pude cumplir con creces todo.

-Mencionaste a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, ¿Considerás que se le dio el lugar de relevancia que la medalla dorada significó para el mundo del deporte nacional?

-Faltó una vuelta de rosca en el logro del hockey masculino, en Argentina hay solo tres equipos que logaron un oro olímpico: el básquet, el futbol y el hockey, al que no se le dio la importancia que debía tener. Hay que aprovecharlo, hay que impulsar el hockey masculino, hacerlo más profesional y darle más difusión. Tenemos que sumar más herramientas para que crezca, realmente tienen mucho trabajo los dirigentes.

 

-También sumaste mucha experiencia como jugador en el exterior…

El mejor torneo que pude haber jugado es el de Holanda, la liga en ese momento era algo diferente, con respecto al resto de las ligas. En India también fue algo extraordinario con ligas de un mes y medio, equipos con jugadores destacados del mundo, fue espectacular.

– Pensando un poco a futuro, ¿Te gustaría dirigir a equipos del exterior?

-Sí, no le cierro la puerta a esa posibilidad para un futuro como experiencia. Como jugador lo disfruté, sería un desafío de dirigir en el exterior.

– ¿Y el Seleccionado Nacional?

-Si en algún momento me toca estaré contento de tener esa posibilidad, siempre es un objetivo a largo plazo. Pero ahora soy respetuoso de quienes están trabajando. Hay muy buenos técnicos en la Argentina. Tendría que seguir formándome para estar a la altura de un equipo top del mundo.

 

“Soñar no cuesta nada, dicen. Poder dirigir un seleccionado sería lo más importante que podría pasarme como entrenador y conseguir un logro internacional como puede ser una medalla dorada, todavía más”, cerró.