jueves, noviembre 26, 2020

Director Pablo Gerosa

Mariana Scandura: “Todo el tiempo busco superarme”

Mariana Scandura, una de las arqueras de las Leonas y del Club San Fernando estuvo en vivo en nuestro Instagram y nos dejó su testimonio. La decisión “obligada” de ser arquera, las exigencias del puesto y lo que está viviendo en el seleccionado nacional.

“Fue una imposición. En mi club de Mendoza arranqué a los siete años como jugadora, y a los 13 años me puse los pads en un entrenamiento, estaban ahí. Me pusieron en el arco, atajé bien un par de partidos. Y así jugaba un partido de arquera, uno de jugadora. Entrenaba como jugadora, asi estuve un año. Me decían que iba a tener más futuro como arquera, me pusieron ese chip. En 2014 me llamaron al preseleccionado de Mendoza para ser arquera, Maca Rodríguez me llamó y me dijo “vos andá a ponerte los pads”.  Ahora me encanta, pero al principio quería jugar”, nos contó Mariana sobre sus inicios y la decisión de ir al arco.

-¿Qué dificultad supone ser arquera?

-Es difícil estar parada una hora, fría, manteniendo la concentración, con la adrenalina que te da el partido. Al arquero le meten un gol y de afuera te dicen: “dale, como no atajaste”, hay un juzgar muy fuerte sobre el rol del arquero.

-¿Cómo se dio tu llegada al Seleccionado Nacional?

-En mayo de 2019 arranqué con el Chapa a entrenar con las chicas. Yo no pensaba en la posibilidad de Las Leonas, cuando arranqué era un hockey lúdico para mí, iba para estar con mis amigas.

-¿Y la decisión de venir a Buenos Aires desde Mendoza?

-Venir de Mendoza fue mucha incertidumbre. Vine a Buenos Aires sin estar en el seleccionado, venía a buscar experiencias, sabiendo que me podía ir mal también. Pero en el Club Italiano me recibieron muy bien. Los primeros seis meses fueron duros, dudando de la decisión tomada, pero igual se disfrutó.

“Tuve muchos desafíos en estos años, de seguir creciendo. Cuando siento que me estanco o estoy en automático, busco hacer algo diferente. Todo el tiempo busco mejorar, competir, superarme. Disfruto todo, los nervios previos al partido, la adrenalina, el post partido. Todo deportista debe buscar su mejor versión”, agregó.

-¿Cómo tomaste los meses de aislamiento obligatorio y alejada de la cancha?

-La pandemia fue muy dura, me tocó en Buenos Aires luego de volver de una gira de Las Leonas. Entrené en mi departamento dos meses y después me fui dos meses a Mendoza en mi casa, allá podíamos salir a correr e ir al gimnasio. Y ya después nos fuimos a Pinamar en la concentración, como proceso de readaptación porque hacía meses que no me ponía los pads. Fue un nuevo empezar el proceso de cara a los Juegos Olímpicos.

-¿Cómo está siendo ahora la actividad con Las Leonas?

-Venimos entrenando bastante, en Cariló se hizo doble turno todos los días con mucho gimnasio. Fue muy movido, se sintió el cansancio pero teníamos todo a disposición para entrenar. Si íbamos a la playa era para subir médanos y morir de cansancio (risas). Se hizo mucho hincapié en lo físico, aumentar la masa muscular, volver a ponernos en ritmo, estar fuertes físicamente para poder soportar un entrenamiento de mucha exigencia. Se planifican unos amistosos pero todo es incertidumbre. Iremos sumando de a poco.

-¿La postergación de los Juegos cambió los planes?

La suspensión de los Juegos Olímpicos fue duro pero creo que para todo deportista, porque la preparación para llegar es muy compleja. Hay mucho esfuerzo físico, mental, dedicación total. Se dio un proceso de duelo, al principio es enojo pero hoy renovamos el chip y ya pensamos en lo que viene, no en lo que no fue.

-¿Y con el club cómo están trabajando?

-Estas semanas estamos entrenando con el club, de a poco volvemos con muchos protocolos pero sin contacto ni partidos. Seguro cuando se pueda volver al campeonato, a la competencia, también va a costar.

-¿Cómo te definirías como arquera?

-Chispita (risas) Me gustaría ser versátil, me gustaría ser buena salidora, en los córner cortos, en los shoot outs, busco eso por eso entreno cada día. Hoy mi fuerte es la velocidad o la rapidez de piernas para estar en todos lados, salir y volver. Estoy aun en la búsqueda de definirme, de tomar las decisiones correctas sabiendo leer el juego.