viernes, septiembre 25, 2020

Director Pablo Gerosa

Mariela Antoniska: “Sídney 2000 fue un torneo soñado”

La ex arquera de Lomas y del Seleccionado Nacional, habló con Solo Hockey a propósito de los 20 años de la medalla de plata conseguida en los Juegos Olímpicos y que significó el nacimiento de Las Leonas. Su presente, el recuerdo de los años de selección y su club, Lomas. “Disfruté mucho mi vida deportiva”, sentenció.

-Junto con otras arqueras de selección están trabajando en un nuevo proyecto, ¿Cómo surgió y que implica?

-La realidad es que arrancamos con una charla y nos quedamos conectadas para empezar a hacer coaching, entrenamiento de arqueras, la pandemia hoy no nos permite hacer una escuelita en Buenos Aires o en el interior, pero la idea es comenzar cuando se pueda con clínicas de arqueras, de manera individual, o en los clubes. Estamos con Florencia Mutio, Laura Aladro, Belén Succi, Angie Cattaneo y Paola Vukojicic. La idea es brindar la experiencia que se tuvo en los años de selección, incentivar a las chicas, que a veces es un puesto difícil el arco, queremos dar herramientas y técnicas para que crezcan día a día y se defiendan en el puesto.

– ¿Ven falencias en los clubes en materia de arqueros?

-La realidad es que les cuesta a los clubes tener arqueros, iniciarlos en divisiones menores, por eso hay que fomentar que se generen arqueras nuevas y que sigan. En la selección hay buenas arqueras, pero en los clubes faltan.

-Se están cumpliendo veinte años de la medalla plateada en Sídney, ¿Cómo recordás ese torneo?

-Fue un torneo soñado, se juntó una camada con chicas con experiencia y otras con poca, con mucha garra, muy bien entenadas. Supimos capitalizar en el juego lo que habíamos preparado.  Recuerdo el último partido de la zona con España que perdimos, que fue un bajón, y posteriormente la victoria con Holanda que nuca le habíamos ganado. Frente a China que le ganamos en un partido estratégico, y el 7 a 1 con Nueva Zelanda que fue increíble, una locura. Y la final la recuerdo que la gente gritaba, más allá de que se perdió con Australia, la medalla de plata fue increíble. En ese momento no nos dimos cuenta tanto del valor, pero fue un logro muy importante. Y fuimos conscientes a medida que pasaba el tiempo.

-Además el plus del nacimiento de Las Leonas en ese Juego Olímpico…

-Sí, en Sídney nacieron Las Leonas como nombre, digamos, con un grupo que pudo capitalizar en resultados muchos esfuerzos y entrenamientos que se había arrancado mucho antes como proceso. Con Cacho Vigil y Luis Barrionuevo cambió la forma de entrenar y eso nos posicionó. Nos acostumbramos a esa conducta de trabajo que nos hizo bien, las cosas salían bien y confiamos al cien por ciento.

– ¿En lo personal que significado tuvo ese logro?

Me consolidó en mi lugar de arquera, me fue bien, me dio confianza para seguir. Me dio fortaleza en mi lugar, sin dudas.

– ¿Cómo fue tu último partido con la celeste y blanca?

-Mi último partido fue en el mundial de Madrid 2006 frente a España, que ganamos. Tuve la suerte de estar en una década increíble, logramos muchas cosas en el hockey argentino.

– ¿Y en Lomas?

-Mi último partido en Lomas fue en 2011, estaba Geneyro de entrenador. Con Lomas jugué en equipos muy buenos, con grandes jugadoras ganando torneos. Cuando estuve en la B de Lomas ascendimos a la A, muy lindos recuerdos de Lomas. El club es donde salís a la selección así que tengo mejores recuerdos y agradecimientos como jugadora de Lomas.

– ¿Qué aspectos del hockey sentís que te faltó experimentar? ¿Los penales australianos?

-Sí, me hubiera gustado atajar australianos en algún torneo, por momentos parece más fácil. El arquero tiene más ventaja que el penal común, acá podés achicar. Creo que hay diez o quince por ciento más de chances de atajar. Pero tenés que pararte bien, saber manejarlo bien. Los tiempos actuales no sé si me gustan tanto, siento que te enfrías, está bueno para la televisión, pero no para el jugador. Mismo la tecnología, que te permite anticipar cosas de las jugadoras.

– ¿Qué rivales fueron los que más te gustaron enfrentar?

-Al principio me gustaba jugar más con Australia en el 2000, porque tenía un equipazo en el que todas jugaban bien. Luego de Sídney, Australia se desarmó en un recambio y Holanda tomó ese lugar, y ahí se armó una gran rivalidad, una linda competencia.

– ¿Extrañás el seleccionado?

-Extraño al ver los torneos de las chicas, pero también recordás todo lo que se hace para llegar ahí, lo difícil que es, lo que cuesta. Se extraña compartir la cancha, las giras, lo que te da el día a día con tus compañeras. Siempre se disfruta de la hinchada, de la familia, el club, y eso falta… Lo que no extraño son los pads, al arco no quiero volver a jugar, cuestan los entrenamientos (risas). Hoy en el tenis tengo otros horarios, es diferente.

– ¿Cómo ves el deporte en la actualidad? ¿Sentís que se reconoce al ex jugador?

Me da bronca en nuestro deporte, que ex jugadores de seleccionado, no tenemos lugar, no tenemos entradas, no tenemos lugar en la tribuna, es algo merecido. Son detalles que deben mejorarse. En Europa, las tribunas están llenas de ex jugadores en los torneos. También creo que estaría bueno que las chicas que tuvieron su paso por el mayor, que se dedican a entrenar arqueros, estaría bueno que las tengan en cuenta para el junior o el seleccionado, como modo de agradecimiento también.

– ¿Sentís que te quedaron pendientes en el hockey?

-Seria egoísta decir que algo me faltó, porque estuve en todos los torneos que se jugaron. No me puedo quejar, si quedó pendiente el oro olímpico, pero el resto de la carrera fue un privilegio. Es un orgullo haber representado al país. De 1998 al 2006, fue una gran etapa, se ganó todo en Las Leonas. Y con Lomas siempre me fue bien en paralelo, así que en los dos lugares disfruté triunfos y buenos momentos. Disfruté mucho mi vida deportiva.