viernes, julio 10, 2020

Director Pablo Gerosa

Vicky Villalba: “El hockey será una pasión por siempre”

Fue campeona metropolitana con el Club Lomas en 2019 como capitana del equipo y posterior al festejo puso en pausa su carrera en el hockey. Con SOLO HOCKEY repasó las experiencias vividas en estos años y adelantó lo que se viene a futuro alejada de las canchas. “Nunca cierro puertas”, aclaró.  

– ¿Cómo fue que tomaste la decisión de dejar el hockey luego del campeonato conseguido en 2019?

-La decisión la pensé en todos estos años y el cierre de 2019 con Lomas campeón se dio perfecto. Estaba segura de la decisión de dejar sino no la hubiera tomado. Si no salíamos campeonas también, porque decidí hacerlo, quiero darle prioridades a otras cosas. Siempre le di tiempo al hockey con gusto, pero cumplí objetivos y sueños, como ser campeona con las chicas y como capitana como condimento especial.

– ¿Qué cosas quisieras poder hacer en el tiempo del hockey?

-Pienso en el tiempo libre para uno, con respecto al estudio, al trabajo, a emprendimientos personales. Por ejemplo, ahora vivo en el centro y el club me estaba quedando muy lejos, se dio una conjunción de todo. ¡Quiero aprovechar más tiempo con mis amigas, mi pareja y mi familia, aunque las ganas de jugar no se van nunca!

– ¿Pero es un cierre definitivo de tu carrera?

-Nunca cierro las puertas porque tal vez en tres años me vuelvo loca por entrar a la cancha y regreso, pero bueno, esta decisión la vine trabajando y hoy lo siento así. Los sábados seguiré yendo a ver a las chicas, la relación que tengo con el equipo es grande y quiero seguir acompañando desde donde pueda. Siempre voy a estar.

-Si tuvieses que elegir un campeonato de todos estos años, ¿Cuál rescatarías como el más especial?

-Todos los campeonatos son especiales, incluso desde divisiones inferiores que salimos campeonas con esa camada. Ya en plantel superior en 2006, cuando me sumé a la primera, salimos campeonas vs. Quilmes y fue increíble. Quizás en ese año no era protagonista porque recién estaba en ese plantel, pero estaba feliz. Y el año pasado, que fue increíble, lo peleamos mucho, fue un trabajo fuerte con el equipo. Cuando más cuestan las cosas, más se disfrutan. Me parece que me quedo con el del año pasado.

-El penal que erraste cuando se fueron al descenso, ¿Fue el peor momento de tu carrera?

-No fue lo más triste. El penal fue consecuencia de años de mal trabajo, no fue eso puntual. Si tengo que decir el peor momento, fueron las lesiones, cuando no podía jugar. Justamente ese campeonato del descenso estuve mal de ligamentos y estuve medio año sin jugar.

-Jugaste con tu hermana Florencia, con jugadoras de gran nivel…

-Sí, haber disfrutado con mi hermana fue importante, es especial porque es mi amiga. Además, es mejor jugadora que yo, es habilidosa, tiene quite, velocidad, tiene más cabeza, es más completa que yo como jugadora. Siempre pensamos ir afuera a jugar juntas, pero eso no pudimos cumplirlo por las obligaciones de cada una. Y jugar también con jugadoras de nivel también fue central.  De todas aprendí cosas buenas y malas para seguir formándome como jugadora y persona.

-También tuviste muchos entrenadores…

-La mayoría me dieron herramientas. Cada entrenador tiene su estilo, por eso es fundamental tener varios entrenadores en tu carrera así tenés una visión más amplia de todo. Tuve muchos entrenadores, todos me aportaron como jugadora y persona, no podría decir uno en particular. Un poco de todos es lo que te lleva a ser lo que sos como jugadora.

-Pasaste por el seleccionado nacional, ¿Sentís que te quedó pendiente estar más tiempo?

-Sí, me quedaron pendientes más años en el seleccionado, si no me hubiera lesionado hubiera sido mejor. Pero sabor amargo no me quedó, hoy lo veo como una agradecida de lo que pude hacer, vivir, representar a la Argentina.

-También jugaste afuera, ¿Cómo fue esa experiencia?

-Estuve tres meses, en Santander. Fue una experiencia enorme, de todo te nutrís. Hoy no está en mis planes volver a jugar afuera, pero uno nunca sabe que puede pasar en el futuro, nunca cierro puertas. Para mí el hockey será una pasión por siempre.

– ¿Te gustaría seguir vinculada al hockey, como entrenadora por ejemplo?

-No sé si seré entrenadora en el futuro. Entrené a las chicas de inferiores varios años, me gusta un montón, pero hoy no está en mis planes.

“Considero que cerré de manera perfecta esta etapa. Hacia años lo peleábamos, yo me lo propuse desde el día del descenso que quería ser campeona. Sabía que era mi último año y se dio todo como lo soñé”, cerró.