martes, septiembre 28, 2021

Director Pablo Gerosa

Leones: goleada y clasificación a cuartos

El seleccionado argentino necesitaba ganar para clasificarse y seguir en la búsqueda de una medalla. El 4 a 1 sobre Nueva Zelanda abrió las puertas de los cuartos de final.

El primer cuarto tuvo el dominio alternado. Durante los primeros siete/ocho minutos del partido Argentina fue superior e, incluso, protagonizó tal vez en ese lapso los mejores pasajes de hockey en lo que va del torneo. Con fluidez en los volantes y agresividad en sus delanteros, el seleccionado fue superior. Pero Nueva Zelanda, que también necesitaba ganar para pasar a los cuartos de final, se recuperó y a los 14 minutos encontró el primer corto por el pie de López que Kane Russell aprovechó para arrastrar y convertir.

El gol complicaba el panorama pero Argentina se recuperó muy rápidamente y en una ráfaga de dos minutos dio vuelta la historia. Primero llegó al empate cuando restaban segundos para el cierre del capítulo inicial. Lucas Martínez desvió en el área para un nuevo desvío y la bocha, en el camino, se encontró con Lett que la introdujo en el propio arco de Hayward. Y a los 16 minutos, Ortiz buscó el círculo y Lucas Vila cerró la jugada con un desvío oportuno a un par de pasos del arco.

El 2-1 tranquilizó otra vez al equipo que se reencontró con una buena conexión entre los volantes y los atacantes. Así, con una gran solidez defensiva, más tarde encontró el primer corto. Aunque Tolini no lo aprovechó. Incluso enseguida pudo haber llegado un penal para Argentina que el video ref pedido por los neozelandeses desechó. Así se fueron al descanso largo. Con el campeón olímpico con un 62 por ciento de posesión y, sobre todo, con vida en la defensa de su título.

El complemento empezó con Nueva Zelanda siendo más protagonista pero Argentina siguió firme en su sistema defensivo, con marcas sólidas y un bloqueo que comenzó con tres delanteros. En una incursión ofensiva Rey (de gran actuación junto a Ortiz en la zona de los volantes- sacó la falta y una tarjeta amarilla a Turner y la posterior búsqueda de Ibarra al área derivó en el fijo. Martínez, que servía, estuvo cerca tras la arrastrada del capitán. Y cuando se repitió la acción, ahora con el intento de Tolini, otra vez el delantero falló en la puntada final.

Mientras Nueva Zelanda no cambiaba su actitud, Argentina vio la oportunidad. Casella desbordó por la derecha y forzó un nuevo corto, el quinto del partido. Y allí, a los 14 minutos, Leandro Tolini acertó y, con una extrema potencia, aumentó la diferencia. Los neozelandeses recién encontraron un nuevo corto (el segundo) apenas comenzado el último cuarto por una infracción de Mazzilli, pero esta vez Russell no pudo vulnerar la enorme resistencia de Vivaldi.

A falta de 12 minutos para el cierre, el entrenador australiano Glenn Turner tomó una decisión bien arriesgada. Obligado por el resultado decidió sacar a Hayward para tener un jugador más de campo. Pero al perdedor le siguieron faltando ideas para llegar al área argentina. Y como Argentina priorizó el orden defensivo, el tiempo se escurrió a su favor. A 44 segundos del final un larguísimo flick encontró a Nicolás Keenan en el área y el goleador no perdonó para consumar la goleada y desatar el festejo más esperado.

Argentina formó con Juan Manuel Vivaldi; Leandro Tolini, Pedro Ibarra, Nicolás Cicileo; Juan Martín López, Matías Rey, Ignacio Ortiz, Lucas Rossi; Lucas Vila, Maico Casella y Agustín Mazzilli. Luego ingresaron Habif, Martínez, Paz, Salis y Keenan.

Prensa CAH.