viernes, junio 5, 2020

Director Pablo Gerosa

Silvina D´Elia: “Hay que empezar a valorar lo más importante”

SOLO HOCKEY habló con Silvina D´Elia sobre los tiempos que vivimos y las consecuencias que esto ya está generando a nivel deportivo y global. 

-¿Cómo tomaste la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio para julio de 2021?

-Es una decisión muy acertada porque el mundo no está viviendo una situación fácil. Yo estaba esperando la postergación, sigo las redes del Comité Olímpico Internacional y a veces hasta daba bronca que postearan sobre el encendido de la llama, cosas que como deportistas se disfrutan, pero que me parecía que  no estaban en consonancia con el momento del mundo. Me pone contenta que hayan priorizado la salud de los deportistas y de todos.

-Cuando volviste al Seleccionado en 2019 la meta era llegar a los Juegos y luego retirarte, ¿Cambian esos planes ahora?

-Sí, cuando volví a principios del 2019 el objetivo era el retiro luego de los Juegos Olímpicos de Tokio, ahora pensar que se alargue todo un año más se hace difícil. Pero hay cosas más difíciles en las que estamos pasando y la verdad que hay una movilización interna que me hace estar tranquila, estar en casa, cuidarnos a todos. Creo que no es momento de pensar ni tomar decisiones. Al estar encerrados hay que dejar esos pensamientos o decisiones para cuando esto pase.

“Tener objetivos es importante para poder crecer, pero siempre objetivos cortos. Hay que estar bien para el equipo y bien de ánimo, bien en la cabeza. A mí me gusta hacer yoga, meditar, ir a terapia, soy muy autocrítica de mí misma. Mis metas me las propongo de a poco, para mejorar día a día, con respecto al deporte y a la vida”.

-¿Creés que esta nueva realidad nos va a cambiar de acá en adelante?

-Sí, creo que nos va a cambiar a todos y eso espero ojalá que no nos olvidemos de esto que vivimos. Hay que empezar a valorar lo más importante, una charla, un abrazo, darle la mano a alguien para ayudarlo, tenemos que tratar de volver a valorar más las cosas no materiales. Seguramente en nuestras casas estemos todos más pensativos, más reflexivos. Tenemos que pensar el cuidado del medio ambiente que hoy nos pide un respiro. Espero que salgamos más fortalecidos que nunca, que empecemos a ser más solidarios, a cuidarnos, a cuidar el mundo. Como dice una remera que tengo: “No hay planeta B”, hay que cuidarlo.