domingo, agosto 9, 2020

Director Pablo Gerosa

Nicolás Cicileo: “Tengo que ganarme mi lugar en el equipo siempre”

Nicolás es jugador de Los Leones y del Club Ciudad de Buenos Aires. Habló con SOLO HOCKEY sobre sus cinco años de experiencia en Europa y la temporada que se viene en Bélgica. Cómo fue el regreso a los entrenamientos con el Seleccionado Mayor, la postergación de los Juegos y los desafíos que se vienen. “Desde el oro olímpico de 2016 a la Argentina afuera se lo respeta” analiza.

– ¿Cómo fue el regreso a los entrenamientos luego de varias semanas de parate?

-Fue una locura, estamos tratando de acostumbrándonos a los cambios. Dentro de todo poder volver a los entrenamientos fue buenísimo, fue volver a donde estamos siempre cómodos. Somos privilegiados de poder entrenar. Volvimos con protocolos, con uso de barbijos. Hay muchas cosas diferentes, las primeras semanas hicimos distanciamiento y ahora vamos llegando a lo normal. Es saber entender tiempos y protocolos con paciencia. Fue un comienzo progresivo, teníamos cien días de parate. Hoy estamos en ritmo normal, sólo nos falta estar finos con el palo y la bocha y físicamente estamos corriendo un montón, nos sentimos bien.

-Parte de la cuarentena estuviste en Holanda, ¿Cómo fue vivirlo allá?

-Me vino bien la primera parte de la cuarentena haber estado en Holanda, podíamos salir a correr, entonces entrené dos semanas. Tuve la aventura de poder volver a la Argentina en plena pandemia, pero a comparación de los chicos que estaban acá, con menos días de encierro. Allá no llegué a jugar ninguna fecha, fueron tres meses saliendo a correr, pero sin jugar.

-Llevás cinco años jugando en el exterior…

-Sí, empecé mi experiencia en el exterior jugando en España tres años y luego dos temporadas en Holanda. La liga de España me gusta, es atractiva, los equipos entrenan muy bien, pero por supuesto que la liga de Holanda es la NBA, se vive mucho, mueve mucho público. Estuvo buenísimo jugar las dos ligas, de las dos me llevo mucho.

– ¿Ahora te vas a Bélgica?

Sí, ésta semana me estoy yendo de vuelta a Bélgica, al Daring de Bruselas. Ellos ya entrenan con normalidad y en pocas semanas empieza el torneo.

– ¿Cómo seguís con el entrenamiento del seleccionado estando en Europa?

-Allá nos vamos con un plan físico y con la responsabilidad de mandar los reportes, videos. Tenemos pautas que se respetan. Está muy aceitado el tema, la mitad del equipo juega afuera entonces es algo cotidiano y sabemos muy bien que obligaciones tenemos.

-Desde que está Germán Orozco al frente del equipo, ¿Sentís que tenés un lugar asegurado?

-Si bien es cierto que me tocó jugar mucho con Germán y siempre viajé, en cada lista hay incertidumbre. Hoy no siento que tenga el puesto asegurado. Me sirve para estar al cien por ciento siempre, sabiendo que me tengo que ganar el lugar siempre.

– ¿Cómo tomaron la postergación de los Juegos Olímpicos?

-Hay cosas más importantes que jugar un Juego Olímpico. Era inviable jugarlo ahora. En muchas partes del mundo la vida no volvió, la gente piensa en otras cosas. Obviamente que estábamos todos entrenando para eso, que es un sueño, pero en el momento que se canceló sabíamos era acertado suspenderlo. Además, creo que al equipo siempre le falta más para crecer y este tiempo nos da más espacio para sumar experiencia y roce.

-Si tuvieras que definir un torneo o partido con Los Leones que haya sido especial para vos…

-El Mundial y el Panamericano son dos eventos diferentes al resto. La Pro League nos dio partidos y experiencias, pero el Mundial y el Panamericano -sobre todo el partido de la final donde mostramos que somos un equipo bien conformado- fueron realmente muy especiales y nunca se olvidan.

– ¿La medalla dorada de 2016 le da una presión particular al equipo?

– Los chicos subieron mucho la vara con la medalla, nadie se quiere bajar ahora de los primeros puestos, pero no es una carga, sino algo bueno. Desde el oro olímpico a la Argentina afuera se lo respeta y jugamos de igual a igual contra cualquiera. No lo veo como presión, sino que es algo que suma. Es un envión que nos lleva a rendir más.

– ¿Te sentís cómodo jugando de defensor? ¿Qué creés que te queda por mejorar?

-Estoy jugando de defensor por izquierda, un puesto que nunca había jugado en mi vida. Pero hoy me siento cómodo y me gusta. ¿Por mejorar? Un montón, siempre. Me gustaría ser más regular, errar menos pases.

– ¿Cuáles son tus referentes?

-Siempre me fijé mucho en Matías Rey, que es un defensor nato, como quita, como lee el juego, como se para en la cancha. Y de chico me gustaba ver a Cecilia Rognoni, sabía leer el juego, correr, jugar.

– ¿Extrañás el Club?

-El Club es todo, siempre se extraña a Ciudad. Nos vamos al exterior en busca de nuevas vivencias, está buenísimo, pero del Club se extraña todo. Cuando vengo en el invierno la sensación es indescriptible. Es Club es familia y no se compara con nada.

 FOTO: @nicocicileo