viernes, septiembre 25, 2020

Director Pablo Gerosa

Pedro Zayas: “Todo lo que tengo se lo debo al hockey”

Pedro es entrenador de Marabunta Rugby Club de Cipolletti, en la provincia de Rio Negro. Habló con SOLO HOCKEY sobre la actualidad del deporte en la región, su formación y también su experiencia como técnico en indoor. “La capacitación que hay para el interior no es buena”, aseguró. 

“Al igual que otras zonas, estamos frenados desde marzo. Yo tuve Covid de manera leve y estoy recuperado. A nivel club, el lunes empezaron los entrenamientos en mi club, donde soy coordinador”, comenzó contando Pedro sobre el panorama que hay en Cipolletti con respecto a la pandemia.  “Es un año difícil, el torneo ya está perdido. Estamos en un periodo más de contención que de entrenamiento”, aseguró y detalló como trabajaron en los meses de encierro. “Mucho con zoom, buscando recursos, con creatividad. Por ejemplo, hacemos una cena grupal como en el club, pero desde cada casa”, dijo.

– ¿Repercutió la cuarentena en la cantidad de jugadores asociados al club?

-Nuestra zona está resentida en lo económico, en mi club la cuota se bajó al 50% en este contexto, no sé con cuantos jugadores nos encontraremos a la vuelta. Esta zona vive del petróleo y de la fruta, y se perdieron puestos de trabajo. Y lo primero que se recorta en una familia con ingresos reducidos, es el club. De todas maneras, nuestro club es histórico, hay presencia del club en las jugadoras y jugadores y así lo sacaremos adelante.

– ¿Cómo es el nivel de hockey hoy en la región?

-Sin dudas que a nosotros nos repercutió la separación de las asociaciones de Neuquén y Rio Negro. No estamos en un nivel importante. Debemos rever y planificar de nuevo. Es hora de hacer planes a largo plazo, no tenemos buena competencia interna y cuesta mantener la competencia externa, como los nacionales de clubes. Sumado a que las jugadoras se van a Buenos Aires a estudiar y a mejorar su nivel hockistico.

“Neuquén va a dar un salto en algún momento, tiene un desarrollo importante, con varias canchas sintéticas. Tienen muchos jugadores y mayor cantidad de caballeros jugando. Rio Negro está en otro nivel de desarrollo, con menor cantidad de clubes”, detalló.

-En Marabunta tienen un proyecto interesante con caballeros…

-En nuestro club, que es uno de los más antiguos de la zona, hace mucho tiempo se inició un proyecto para caballeros, para lograr que surjan muchos jugadores de inferiores y que lleguen a nutrir a la primera división. Se remó mucho ese proyecto, acercando nuestros hijos, amigos de nuestros hijos. Costó mucho que ingrese el hockey de caballeros porque es un club de rugby, pero se logró con resultados positivos.

– ¿Cómo definirías las capacitaciones que llegan de Buenos Aires hacia el interior? ¿Incide esto en el nivel de hockey regional que definías?

-Las capacitaciones que llegan no son buenas, por ejemplo, me parece que las de la Confederación que son online para los entrenadores no son palpables. Lo importante no se ve. Capacidad los chicos tienen, la información está, pero la charla, el ver entrenamientos, eso se perdió.  La capacitación que hay para el interior no es buena. Yo tuve la suerte del viejo Plan Nacional de capacitación. Nos capacitábamos en Buenos Aires, veíamos entrenamientos y acá bajábamos los mismo que se hacia allá. Uno debe poder observar y analizar y luego volcar.

“El interior no deja de ser un afiliado a la Confederación que aporta económicamente y que no recibe lo que necesita”, reafirmó.

-Tuviste tu experiencia como entrenador del seleccionado de pista, ¿Cómo está actualmente el indoor?

-Hoy algunos lugares que eran netamente indoor, sumaron canchas sintéticas. De todas formas, en la Patagonia mucha gente mantiene el indoor, le pone ganas para rearmarse y seguir. Si se le da la importancia que tiene a nivel dirigencial, hay muchos jugadores muy talentosos y puede estar en un gran nivel. En los procesos que yo estuve, teníamos una planificación para poder competir en un nivel más alto.

– ¿Tenés pendientes en tu carrera?

-Siempre digo que tuve una suerte fantástica. Todo lo que tengo se lo debo al hockey, soy un agradecido. Hoy no me falta nada, pude trabajar con los mejores, viajé, conocí el mundo, jugué un mundial, dos panamericanos, participé en dos procesos junior con otros entrenadores. Tal vez me reprocho no haber sido más referente del hockey local para formar entrenadores.

– ¿Tus proyectos para los próximos tiempos?

-Hoy disfruto de enseñar hockey en inferiores, algo que había dejado de hacer en otros momentos y que es lo que más me gusta. Y siempre trabajar para que Marabunta, donde estoy hace 27 años, vuelva a jugar en la liga A, queremos trabajar mucho para poder ascender y volver al nivel en el que estuvimos cinco años.