viernes, julio 10, 2020

Director Pablo Gerosa

Santiago Capurro: “Hoy disfruto donde estoy”

Santiago Capurro, actual ayudante técnico de las Leonas y entrenador en su Club Ciudad, se sumó a las charlas via Instagram de SOLO HOCKEY. Su experiencia en el seleccionado, el trabajo con Retegui, los recuerdos como jugador y los planes a futuro.

– ¿Cómo es la actualidad de Las Leonas con respecto al comienzo de los entrenamientos y la actividad?

-A Las Leonas les hicieron un test hisopado la semana pasada, luego harán otro esta semana y la idea es ir al interior, a una provincia sin circulación del virus y entrenar ahí, porque queda poco tiempo para pensar en los Juegos de Tokio. Lo que sí, hay que ver como se movilizan hacia el interior.

– ¿Cómo tomaron la suspensión de los Juegos Olímpicos?

-Veníamos mentalizados que faltaban seis meses para jugarlos y que lo lleven un año más adelante fue duro, pero es lo que toca, ahora hay que rearmarse, empezar a prepararse para dentro de un año, sin excusas y no parar hasta Tokio.

“A los 32 años dejé el hockey, mi hijo Bautista había nacido, me costaba dejarlo mucho tiempo para ir a entrenar o jugar, además muchos amigos míos habían dejado de jugar o estaban en Europa, así que dejé el hockey. Nunca retomé, una vez que dejé, lo dejé. Me pidieron que regresara, pero nunca lo hice, el físico tampoco me ayudaba para mantener el ritmo en primera división”, rememoró Santiago sobre su alejamiento de las canchas como jugador.

– ¿Algo que hayas extrañado cuando dejaste de jugar?

-Extrañé un poco la sensación de los partidos, las previas, gritar goles…compartir eso con los compañeros se extrañó bastante.

-Seguiste vinculado al deporte como entrenador…

-Yo ya venía entrenando mujeres y cuando dejé de jugar, llegó el ofrecimiento para entrenar varones. Me permitió seguí viviendo el hockey desde otro lado.

– A Retegui lo conociste entrenando al Seleccionado de Buenos Aires, ¿Cómo fue esa etapa?

-Nos llamó Ariel Holan al Seleccionado de Buenos Aires. Éramos los dos entrenadores jóvenes de equipos de menores. Yo fui al Sub 15 y él al Sub 18. Ahí arrancamos a trabajar juntos.  En ese momento, Holan nos dijo: “ustedes entrenarán a Las Leonas juntos y saldrán campeones del mundo” y eso pasó.

– ¿Cómo es trabajar con Carlos Retegui?

-Trabajar con él es intenso, pero se disfruta. Nos juntamos temprano, se habla del entrenamiento. Muchas veces nos quedamos post entrenamiento a repasar cosas, siempre hablando de hockey. Además, es un entrenador que le da lugar a todo el cuerpo técnico a la hora de tomar decisiones, lo analizamos entre todos, él tiene la última palabra por ser entrenador, pero siempre nos da lugar. Yo en lo personal aprendí mucho del Chapa, es de quien más aprendí en este camino.

-En 2010 fuiste ayudante durante el Mundial, ¿Cómo viviste ese acontecimiento?

-Vivir un mundial en Argentina, en Rosario con Luciana Aymar en su último torneo, fue algo único. Vivirlo desde adentro fue increíble. Las nenas esperando a las chicas en las afueras del hotel, camino al estadio las banderas que mostraban desde las casas, ojalá algún día se vuelva a dar un torneo así y siendo campeones, sobre todo.

– ¿Y tú año a cargo del equipo?

-Fue una experiencia bárbara, un año de mucho crecimiento, a todos nos sirvió. Nos tocó una etapa de recambio que fue duro, las chicas crecieron mucho. Luego nos dijeron que no podíamos seguir y no lo tomamos mal.

– ¿Pensás en una revancha?

-No pienso en una revancha, si se vuelve a dar la posibilidad lo analizaré. Pero hoy disfruto donde estoy.

– ¿Qué recuerdos tenés de Atlanta 96´, tu primer torneo con el seleccionado?

Sí, fue mi primer torneo importante, con jugadores que yo admiraba mucho, no lo podía creer. Intenté observar lo más posible, incorporar todo, estaba fascinado. Por ese entonces había off side y tres cambios permitidos, ¡qué épocas!

– ¿Algún campeonato con el club que más tengas presente?

-Cuando salimos campeones en la cancha de San Fernando, otro en la de Mitre, otro torneo jugando en Obras, tengo todos los mejores recuerdos, entrenar con amigos y salir campeones con ellos es algo que te llena y se disfruta muchísimo.

– ¿Y goles?

-Tengo uno que le hice a Banco Provincia, a Juanma Vivaldi, que faltaba un segundo para el final y ganamos sobre la hora en Ciudad. Y con el seleccionado uno contra Pakistán, que era difícil ganarle e hice un gol de córner, un lindo gol. Otro en los Juegos de Sídney en un empate contra Polonia, yo metí el 5 a 4. Hice goles, no sé si los decisivos. No tengo contados los goles, en la selección algo así como 70 u 80 en 150 partidos, en el club no tengo números.

– ¿Qué consejo le das a tu hijo?

-Le digo que, si quiere jugar en el seleccionado, debe poner esfuerzo y entrenamiento. Que, si se da, buenísimo, sino, no importa, lo importante es hacer el camino, que se entrene y luego se verá. Yo ya lo dirigí hace tres años en séptima y fue difícil, siempre le ligaba él por el que dirán, no fue fácil.

– ¿Cómo es ser entrenador o ayudante en plena pandemia y a la distancia?

-Es duro, no estamos acostumbrados a la distancia, nos gusta estar en la cancha. Dando charlas por computadora es difícil. En el seleccionado tal vez se está más acostumbrado a las charlas, pero en el club cuesta más ésta cuestión de los videos y la motivación a distancia.

– ¿Cómo proyectan que será el regreso a las canchas?

-Será un regreso lento. Luego se verá si hay tiempo para torneos o competencias. La idea es que sea lento porque no queremos lesiones, hay que llevarlo de a poco porque los entrenamientos no fueron los normales.

– ¿Qué proyectos u objetivos tenés para el futuro? ¿Dirigir afuera, ser ayudante técnico del chapa cuando se vaya a dirigir fútbol tal como lo adelantó?

-No, yo escucho ofertas cuando llegan, las analizo y hago lo mejor para mí en ese momento, todo se verá. Dirigir afuera lo descarto porque toda mi familia está acá. Lo del Chapa no lo pensé, no me lo dijo. Hay que ver si ocurre, yo por ahora sólo pienso en el hockey.